Acúfenos: TIPS

Primero que todo, espero que nunca tengas la mala suerte de tener que sufrirlos y si desconoces que son (suerte la tuya) son sonidos que sólo tu puedes escuchar y que no provienen de ninguna fuente externa, es decir, los produce tu cerebro, y no, no es esquizofrenia ni contactos con extraterrestres, es simplente un fallo de tu cerebro que al sufrir de algún intento de sordera, u otro proceso adaptativo, tu cerebro no ha sabido ajustarse a la situación y comienza a emitir estos sonidos desagradables. Son sonidos con los que convives las 24/7, sin cesar en ningún momento, a no ser que el ruido ambiente sea más alto que el sonido de tus acúfenos. En mi caso, tengo varios, no un acúfeno sólamente, uno que suena como un pitído muy agudo por la zona de la nuca y otro que a veces suena como una turbina, otras veces no está y otras veces suena como el ruido de una caracola….

Las causas pueden ser varias:

  • Sobreexposición a ruidos muy altos (explosiones, conciertos, discotecas, uso de auriculares a alto volumen, etc).
  • Problemas relacionados con una dieta desequilibrada: falta de vitamina b12.
  • Problemas con las cervicales.
  • Tumores.
  • Tensión mandibular (bruxismo).
  • Tapones de cera en los oídos.
  • Infecciones de oído.
  • Ototoxicidad de medicametos (Salicilatos, antibióticos aminoglicósidos, antineoplásicos, diuréticos, quinina y cloroquina)
  • Hipertensión.
  • Haber sufrido un ictus.
  • Traumatismos en la cabeza.
  • Depresión y/o estrés, etc.

Pero realmente, al visitar a los médicos (otorrinos) ni ellos mismos saben darte respuesta, desconocen tanto las causas como la forma de curarlos.

Es muy frustrante que tengas que escuchar de médicos especializados en el tema que no se sabe por qué aparacen, ni te den un tratamiento efectivo para curarlo y que su única respuesta sea que conforme te han venido te desaparecerán.

En mi caso me recomendaron tomar pastillas de Ginkgo Biloba (para favorecer el riego sanguíneo) durante 3 meses y que me pusiera música Zen y relajante. ¿Perdona? ¿En qué siglo vivimos? Pensaba que la ciéncia estaría más avanzada y no un tratamiento de una planta y musiquita….y evidentemente, no me funcionó como era de esperar….

Lo peor de todo es ya no que los médicos no sirvan para nada, sino que busques información y no encuentres ayuda, al contrario, la mayoría o son un saca dinero para personas desesperadas que se agarran a un clavo ardiendo (lo siento, no creo en terapias raras, acupunturas ni ese rollo) o bien te desaniman diciendo que no existe cura.

Bajo la experiencia de sufrir acúfenos durante este tiempo (8 meses ya), mis recomendaciones son:

  1. Intenta averiguar que puede ser la causa. Ej: si es porque te has vuelto vegetariano o tienes una dieta muy desequilibrada (falta de vitamina del grupo B, zinc, magnesio o hierro) o bien abusas de alimentos que te roban vitaminas del grupo B (abuso de alcohol, café y té).
  2. Sé que suena casi imposible, pero tienes que acostumbrarte a tu nueva “banda sonora” y no dejar que te altere. Nó, no es fácil, nada fácil, en especial los días que no estás bien de ánimos y el no dejar de escucharlo te altera a niveles máximos y se te llena la cabeza de mil pensamientos negativos.
  3. Deja de investigar sobre el tema, a mi particularmente no me favorece, al contrario, hace que me obsesione más y que sienta mis acúfenos mucho más elevados.
  4. No hables del tema con la gente: no te van a entender ya que no los sufren y te van a decir cosas del estilo de que “no dejas de prestarles atención” o yo estoy peor que tú o te empiezan a ir de “doctores” sabelotodo (la palmadita de consuelo mejor te la das a ti mismo y eso que te ahorras).
  5. Ocupa tu mente: busca un nuevo hobby/afición que te mantenga desconectado al 100%, y digo al 100% porque sinó seguirás escuchando a tus acúfenos y no desconectarás de ellos.
  6. Si no puedes dormir porque por la noche es cuando más lo escuchas: duerme con música, con sonidos relajantes, ruido blanco (marrón, rosa o como quieran llamarlo) , lo que sea que te pueda enmascarar tu(s) acúfeno(s) y poderte relajar (eso sí evita sonidos con pausas o muy lentos porque sino seguirás prestando atención al acúfeno y no lograrás dormir).
  7. Dieta sana y digo sana de equilibrada, no tiene que ser vegana, los extremos nunca son buenos, lo siento si se ofende alguien: evitar alimentos que te sobreexciten como el café y té, fuera alcohol, fuera refrescos gaseosos, reduce el consumo de sal, evita el azúcar (ojito con los edulcorantes ya que son todavía peores) y evita alimentos con aceite de palma, procesados, que contengan glutamato, etc, ya que aun sabiendo que son malos, los comemos, para que decir mentiras.
  8.   La manzanilla o camomila, tu nueva bebida preferida. A parte de que el sabor es muy agradable, te relaja, te reduce tu nivel de ansiedad que te provoca el propio acúfeno, y encima es digestiva.
  9. Evita sitios con exceso de ruido, en mi caso, nunca he tolerado bien los ruidos, ni la gente que habla que parece que esté gritando, ni la música a todo trapo, ni ruidos de obras, ni los portazos (un saludo a todos esos vecinos odiosos que cierran la puerta de su casa que retumba el edificio entero, de verdad, ¿Es necesario que se entere toda la calle de que entras/sales?). Siempre me ha alterado cuaquier ruido fuerte y desde que tengo acúfenos me molestan todavía más (hasta me duelen los oídos si el sonido es muy fuerte).
  10. Para esos días en los que nada te funciona ni tienes los ánimos de seguir consejos, simplemente “dale duro” a tu acúfeno con lo que más odia: oblígale a escuchar a su hermano gemelo escucha secuencias de sonidos neuromodulares para calmarlo y reducirlo:

Generador de tonos (el hermano gemelo de tu acúfeno)

Simplemente, busca el tono que suene igual que tu acúfeno (los mios siempre rondan entre 11.800 Hz y los 13.000 Hz dependiendo del día), sin que suene más flojo ni más alto que el tuyo, aplícatelo el tiempo que lo necesites, y verás como el muy hijo de…se callará aunque sea por segundos, o al menos sabes que el ruído proviene de fuera y no de tu cabeza.

Por el momento, es todo lo que puedo contribuir sobre el tema a día de hoy. Me gustaría poner en práctica el método de escuchar a tu hermano gemelo mínimo 2 horas/ diarias que según afirman, hace que te desaparezca tu acúfeno si lo aplicas durante unos meses pero por una parte me dá miedo a que escuchar tanto tiempo ese tono sea perjudicial para mis oidos, o que se trate de otro charlatan más vendiendo humo (según dicha persona, el actor Santiago Segura se curó de sus acúfenos con el método) ya que son una auténtica plaga la de gente vendiendo “sus métodos” cura-acúfenos ya sea con sus: compra mi libro, o sus consultas milagrosas, o primero dona para acceder al contenido (el del método que curó a Santiago Segura), o descarga la aplicación, etc…..

En fin, si encuentro algún remedio/ progreso os mantendré informados.

Actualización: NO useis el método de escuchar a “vuestro gemelo” como terapia. En mi caso, sí, hace que desaparezca unos segundos incluso he llegado a estar 30 minutos sin escuchar ningún acúfeno PERO el resultado al cabo de unas horas ha sido peor: mís acúfenos ahora se escuchan a otra frecuencia, mucho más desagradable así que por favor, tener cuidado, no os creais a la inmensa cantidad de vende humos que hay, si parece milagroso olvidarlo y si encima quieren ganar dinero con ello confiar todavía menos.

Lo único que me ayuda a calmar mis acúfenos por el momento son:

  • Sonidos de la naturaleza: especialmente los sonidos de lluvia, agua de rios y de grillos para enmascar.
  • Aplicación MyNoise: la secuencia “Neuromodulator” me ayuda a reducir mis acúfenos a niveles soportables durante minutos/hora.
  • Vídeos con secuencias “Steve” y otros “sonidos neuromodulares” y “sonido violeta” para reducir temporalmente,  que no curar.

Actualización:

Llevo varias semanas en las que mi acúfeno se ha reducido bastante pero no sé el motivo: lo único que puedo decir es que un buen día decidí que el acúfeno no iba a poder conmigo y desde entonces mi acúfeno sigue ahí pero a niveles muy bajos, a nivel que a pesar de seguir escuchándolo lo ignoro, a niveles que hay ratos que parece que desaparezca, convivo con ello pero sin el camino de la amargura. Por otra parte, ya que siempre he sido una persona muy nerviosa he decidido tomar menos cantidad de café y empezar a tomar infusiones de tila y manzanilla y aumentar mi consumo de frutos secos (por lo del tema de los beneficios del zinc y magnesio para los acúfenos). Pero ante todo es por el cambio de actitud: no es resignarte ni rendirte, simplemente aceptar lo que hay y que dándole vueltas al coco la situación no mejorará, al contrario, te obsesionas y empeora, así que a aceptar lo que se tiene, dejar de buscar remedios sin sentido por internet, olvidarse de leer sobre el tema y a seguir hacia adelante, que peores cosas hay en la vida.

Un saludo y gracias por leer.

Advertisements